En Virgo la energía se "ovilla" sobre sí misma. Si tomásemos a la rueda zodiacal como la evolución de un ser humano desde el inicio, el primer signo (Aries) representaría a un bebé, después que el bebé nació (Aries), éste se da cuenta que posee el pecho de la madre. Por primera vez el ser se percata que posee "algo", justamente el "tener" es energía de Tauro. Pero, luego que el bebé sabe que tiene "algo" se da cuenta que hay alguien que está merodeando a su al rededor, descubre al hermanito (si no hay hermano, serán otras personas del entorno familiar). Esta vivencia de consanguinidad, de que hay alguien más y que se puede relacionar, es propia de la energía de Géminis. Es decir, descubrimos la comunicación. Después de haber vivido la experiencia de Géminis (hermano, pariente) el bebé ya ha crecido y se da cuenta que hay un hogar, una familia, alimento, historia, calor de hogar, pertenencia. Después de la vivencia de la contención de la familia el "ser" ya adolescente decide a la mañana temprano mientras todos duermen (energía de Cáncer) mirar hacia la "selva". Quiere conocerla y hacerlo sólo ya que se siente diferente a los demás. La selva lo atrae irresistiblemente. Muy digno sale de su hogar y entra en la jungla. El hombre se abre paso. Va a crear algo con su vida. En Virgo aparece el límite. Algo que creía que podía hacer en "virgo" ya no puede, porque ahora la energía sabe que necesita una transformación. Es la diferencia profunda que tiene con respecto a Leo, porque Virgo es la conciencia natural de los límites. Aquí termina el deseo de conquista y comienza otro tipo de "hacer". Sentirse útil y colaborar. Aquí el ser necesita secundar.


  • Verbo que lo define: “Yo sirvo, yo trabajo". Servir y trabajar.
  • Regido por: Mercurio (de tierra).
  • Cualidades: Trabajador, responsable, detallista, reservado, modesto, eficaz, digno, gran capacidad analítica, amor por descubrir los detalles, metódico, orden, clasificación.
  • Ocupaciones: Secretarias, dependientes, burócratas, empleados públicos, maestros, zapateros, tejedoras, personas que trabajen con tejidos, artesanos, azafatas, etc.
  • Rige: Tracto intestinal, metabolismo, plexo solar.
  • Símbolo: La persona que cosecha, el artesano.
  • Estímulo: Siente placer en los detalles.
  • Misión en la vida: Examinar de forma crítica para comprobar su conveniencia.
  • Ídolos: El científico crítico, el maestro.
  • Aspecto negativo (sombra): Exceso de individualismo.
  • Anhelo: Salud y pureza.
  • Dificultad: Demasiada actividad.

Compatibilidad con otros signos

TRANSMUTACION ESPIRITUAL · Esencialmente diferentes. A Aries le gustan las grandes empresas, es exagerado y un poquito hablador. Virgo es meticuloso, apegado a los detalles y a los ámbitos chicos. Es calculador y receloso. Aries hará realidad la ejecución de sus deseos más profundos, ya que la Virgen piensa mucho y le cuesta lanzarse a la acción. El Carnero hará todo lo que la Virgen no pueda y Virgo sabrá manipularlo. Sin embrago, a la hora de la pasión, después de pasado el fervor sexual del inicio, Virgo podría carecer de deseo y transformar la relación en fraternal.

COMPATIBILIDAD · Buena combinación. Tauro le enseñará al virginiano/a formas de vivir que se conectan con: la buena alimentación, la vida al aire libre, el cuidado de las plantas y el disfrute de la naturaleza. También le aportará sensualidad y un profundo placer a la hora de amar. Como buen signo de Tierra, la Virgen también necesita conectarse con el tacto y su profunda naturaleza sensual. Además, deberá adaptarse, como buen signo mutable (es decir, cambiante), a las reacciones lentas y a la testarudez que, de vez en cuando, manifiesta el Toro.

TENSION · Energías en tensión. Ambos están regidos por Mercurio (el planeta de la inteligencia), pero sus naturalezas son profundamente diferentes. Géminis le podrá aportar el juego, la experimentación, la alegría, la curiosidad y la información que a Virgo lo sorprenderá. Sin embargo, si la Virgen no se adapta al cambio permanente y a las dudas del geminiano/a, la relación podría cargarse de críticas y terminarían ambos ofendidos. No obstante, si hubiera mucho amor, el aprendizaje estaría dado en la aceptación de dos naturalezas absolutamente distintas pero que podrían aportarse, con inteligencia, sus valores.

BUENA COMUNICACION · Buena compatibilidad. Podrá ser una relación donde la amistad, el compañerismo, los proyectos a largo plazo y la similitud de miras acompañen sus objetivos. El Cangrejo le aportará el “agua” (sensibilidad), que el virginiano/a tanto necesita como buen signo de Tierra. Podrán formar un hogar donde el amor, la contención, las buenas comidas y el buen diálogo estén presentes. A la hora de amar, Cáncer, con su intuición, le aportará las fantasías que el virginiano/a necesite.

COOPERACION · Leo percibe profundamente el interior de la Virgen y le aporta todo el brillo, “glamour” y hasta ostentación de que el virginiano/a carece. Se admiran mutuamente: Leo al virginiano/a por su capacidad de constancia y trabajo y el virginiano/a al León por su garra, su presencia teatral y la nobleza de su corazón. Si se respetan los tiempos a la hora de la pasión, podrán lograr una buena unión, de lo contrario, el virginiano se sentirá “sofocado” por tanto fuego.

CONJUNCION · Será como reconocerse en un espejo. Ambos serán prolijos y minuciosos, aunque su propio cuarto sea un espantoso desorden. Lo que nunca acepta el virginiano/a es el desorden del cuarto del otro y, justamente, ahí residirá el problema. Al “otro”, al ser del mismo signo, le costará mantener ese orden. Como están inundados de energía terrenal, para salir de sus enredos mentales y sus “discos rayados”, deberán encontrar una salida como: escuchar música, practicar yoga, bailar, etcétera. Estas alternativas les aportarán la parte espiritual que necesitan para que la vida no sea tan árida y tan llena de inconvenientes cotidianos.

COOPERACION · Virgo admira secretamente a Libra. La Balanza lo conectará con las necesidades más profundas del virginiano/a: la búsqueda del equilibrio constante, la estética, la pareja, lo artístico y las uniones. También la Balanza “agitará”, con nuevas ideas, el concepto terrenal práctico que Virgo tiene de la vida y lo empujará a hacer cambios. También lo ayudará a ganar dinero al estimularlo. Si bien no son naturalezas afines, si se basan en el respeto y en el cuidado del otro, podrían funcionar.

BUENA COMUNICACION · Escorpio ilumina el área del pensamiento del virginiano/a. Lo conecta con los vericuetos profundos de su mente nada superficial. Intuye sus pensamientos “circulares” y hasta aquellos un poco “retorcidos”. En el momento del encuentro sexual, Escorpio captará la necesidad oculta del aparente “remilgado” Virgo y estimulará sus deseos ocultos. Juntos la podrán pasar muy bien complementándose, comunicándose y divirtiéndose. No obstante, Virgo deberá adaptarse al control y a los celos del intenso Escorpión.

TENSION · El Centauro es exagerado y siempre cree poseer la “verdad”. El virginiano/a es humilde y crítico a la vez. Tendrán que hacer un esfuerzo para lograr complementarse, ya que son energías en tensión. De todas formas, Sagitario ilumina el área del hogar, la familia, y el pasado de Virgo. Si éste permite que el Centauro imponga el dogma en la familia, entonces probablemente haya muchos viajes en la vida de ambos, donde la espiritualidad o la religión tendrán una buena cabida en el hogar que formen y será el motor que los guíe.

COMPATIBILIDAD · La Cabra ilumina el área del corazón y de los hijos del virginiano/a. Juntos podrán formar una familia que perdurará en el tiempo. Sin embargo, la Cabra deberá tener en cuenta no ser demasiado exigente con la Virgen. No pretender que ella la sirva todo el tiempo, ya que podría llegar a enfermarse por convertirse en una especie de máquina al servicio de la pareja, la casa y sus hijos. La Cabra deberá ceder un poco su poder y ser más colaboradora. Como siempre, cuando hablamos de signos de Tierra, será bueno incorporar en esta pareja temas relacionados con “el agua”: música, poesía, cine, arte o espiritualidad. Ambos disfrutarán mucho de la naturaleza.

BUENA COMUNICACION · Acuario le dará trabajo al virginiano/a, ya que es una energía fija y mental, que no cede su opinión ante otros puntos de vista. Todo pasa por el pensamiento, los amigos o las grandes causas de la humanidad. A Virgo le interesa cumplir y resolver los asuntos laborales u obligaciones cotidianas, se interesa por la salud y le gustan los animales hogareños (preferentemente, los gatos). A Acuario también le gustan los animales, pero prefiere a los perros. Una divergencia más para esta incompatible pareja pero, como siempre en todos los casos, si existe verdadero amor, el Aguador podrá aportarle originalidad e ideas locas a la rutina diaria del virginiano/a y éste, a su vez, podrá ordenar un poco la alocada vida del uraniano.

OPOSICION · Opuestos complementarios. Virgo es práctico, necesita establecer un orden prioritario para todas sus cosas, es previsor y puntual. Piscis es soñador, mágico y tiene una conexión directa con lo espiritual, que le ordena su vida. Vive al día y suele llegar tarde. Si Piscis acepta la estructura del virginiano/a, juntos podrán hacer una buena unión. De lo contrario, Virgo criticará permanentemente al sensible Pez y éste no se lo perdonará. La sexualidad podrá ser fogosa, siempre y cuando el virginiano/a se sienta absolutamente aceptado en su condición de pareja. Si esto no sucediese, Virgo podría no soltarse y la relación podría frustrarse. Debido a ser ambos signos mutables (cambiantes), necesitan mucho que “el otro” le aporte la autoestima que no suelen tener.

Copyright © 2017 Mónica Eyherabide. Todos los derechos reservados. Contactanos!