En Leo la energía se vuelve una parábola. Llego el momento de mayor esplendor en el zodiaco. Si tomásemos a la rueda zodiacal como la evolución de un ser humano desde el inicio, el primer signo (Aries) representaría a un bebé pero, ddespués que el bebé nació (Aries), éste se da cuenta que posee el pecho de la madre. Por primera vez el ser se percata que posee "algo", justamente el "tener" es energía de Tauro. Pero, luego que el bebé sabe que tiene "algo" se da cuenta que hay alguien que está merodeando a su al rededor, descubre al hermanito (si no hay hermano, serán otras personas del entorno familiar). Esta vivencia de consanguinidad, de que hay alguien más y que se puede relacionar es propia de la energía de Géminis. Es decir, descubrimos la comunicación. Después de haber vivido la experiencia de Géminis (hermano, pariente) el bebé ya ha crecido y se da cuenta que hay un hogar, una familia, alimento, historia, calor de hogar, pertenencia. Después de la vivencia de la contención de la familia el "ser" ya adolescente decide a la mañana temprano mientras todos duermen (energía de Cáncer) mirar hacia la "selva". Quiere conocerla y hacerlos sólo ya que se siente diferente a los demás. La selva lo atrae irresistiblemente. Muy digno sale de su hogar y entra en la jungla. El hombre se abre paso. Va a crear algo con su vida...


  • Verbo que lo define: "Yo quiero, yo creo" (del verbo crear).
  • Regido por: El Sol, Zeus, es el padre de todos los dioses, nadie tiene más poder que él. Representa la fuerza y la potencia directa y clara.
  • Cualidades: Aristocrático, refinado, seguridad, poder, pasión, creatividad, necesidad de no pasar desapercibido, mandar, ordenar, calidez temperamental, obstinado, no parar hasta llegar a la meta fijada, ser mejor (necesidad de serlo), lealtad, heroísmo, dogmático, realista.
  • Ocupaciones: Autócratas, reyes, generales, estrategas, exploradores, aventureros, artistas, orfebres, joyeros, bailarines, gimnastas, terapeutas, empresarios, actores.
  • Rige: Corazón, Sistema circulatorio, columna vertebral.
  • Símbolo: El rey
  • Estímulo: Júbilo en la creatividad y generosidad.
  • Misión en la vida: Destacarse de manera digna.
  • Ídolos: Reyes y líderes verdaderamente grandes.
  • Aspecto negativo (sombra): "El amo y señor", "El fanfarrón".
  • Anhelo: Alcanzar el grado máximo de autoexpresión y admiración.
  • Dificultad: Exceso de exaltación personal y superficialidad.

Compatibilidad con otros signos


COMPATIBILIDAD · Si Leo es el rey (o la reina), Aries es el capitán. Todo rey deberá reinar pero necesitará que alguien lo comande y lleve a la acción su reinado. La audacia del marciano encandilará al León. El Carnero le podrá enseñar muchas cosas que tienen que ver con el hacer, el tomar decisiones y encontrar la savia de la vida en la búsqueda constante hacia nuevos horizontes. Podrá ser una relación espiritual pero también pasional, donde la lealtad primará y unidos podrán salir adelante, combatiendo las dificultades que la vida les presente. Sin embargo, si el ariano/a dejara de hacerlo sentir especial al cálido León, la dejadez y la falta de arreglo personal podría inundar su persona, y al sentir su orgullo por el suelo, intentaría arremeter hacia una nueva conquista. Con ello, la deslealtad sería imperdonable para el aparente autosuficiente ariano/a y las cicatrices que dejaría la relación, serían imposibles de olvidar.

TENSION · Son energías que están en tensión, ya que ambos son signos fijos (es decir, les cuesta mucho cambiar de posición). Sin embargo, el taurino admirará al León, ya que Tauro (como buen signo material) apreciará el lujo y esplendor que el leonino/a le ofrece. A su vez, Leo admirará al Toro por su capacidad de realización concreta y lo inspirará a alcanzar metas más tangibles. Juntos se encontrarán en el disfrute, el placer y la sensualidad. Sin embargo, si Tauro manifestase terquedad en su relación con Leo, éste podría expresar su peor defecto: el orgullo desmedido y, de esta manera, se volverían irreconciliables.

BUENA COMUNICACION · Géminis ilumina el área de los amigos y las esperanzas al León. Como buen signo de Aire, los Gemelos le aportarán la información y la comunicación que Leo necesita. Tendrán una relación amistosa. Será una buena dupla, el León jamás se aburrirá. Los Gemelos lo estimularán, constantemente, para que él irradie todo su esplendor y magnificencia. El León, a su vez, generoso, le brindará viajes y paseos que a los Gemelos tanto le encanta. Géminis deberá evitar las mentiras o las infidelidades, ya que el cálido corazón del León no podrá soportar el engaño.

COOPERACION · Cáncer intuye a Leo y le brinda toda la emoción que moviliza (auque más no sea inconcientemente) al León, porque a Leo no le gustan las escenas lacrimógenas o de demasiada sensibilidad. Su elemento es el Fuego y si Cáncer lo abruma con sus lamentos, terminará apagándolo. No obstante, si el Cangrejo actúa desde un lugar protector y tierno, brindándole la seguridad inconciente que el leonino/a necesita, podrá ser una relación que perdure, basada en la confianza del leonino/a y la ayuda del Cangrejo.

CONJUNCION · Leo es una energía que tiene que ver con las diversiones, los hobbies, los hijos, lo pomposo, lo que reluce, las fiestas, la creatividad y los amantes. Cuando se une a un igual, podrán divertirse mucho y vivir la vida desde un lugar de festejo y alegría permanente. El tema es que si exageran en lo festivo, vendrán situaciones de límite que tirarán por tierra tanta celebración. Si la mujer de Leo critica o desmoraliza al León, éste arderá de cólera y un “incendio” emocional ocurrirá entre ambos. Luego, con su orgullo hecho pedazos, se sentirá un rey “devaluado”. Sólo la paciencia, la madurez y el poner un poco más “los pies en la tierra” ayudarán a estabilizar a esta fogosa pareja.

COOPERACION · A Virgo no le interesa ocupar el primer lugar, al contrario, le agrada secundar. Desde este punto de vista, la relación podría ser gratificante para el leonino, que necesita brillar por encima de todas las cosas. La aparente sumisión y sencillez virginiana podrán llamarle la atención al León pero, además, lo bajará a la “tierra” y le hará ver, de una manera más clara, la realidad de la vida. Virgo podrá sutilmente mostrarle los errores al León, pero si se engolosina con la crítica, Leo no se lo perdonará. Un León no puede ser criticado, solamente admirado.

BUENA COMUNICACION · Habrá muy buena comunicación. A la Balanza, como buen signo de Aire, le gusta estar informada, aunque en su caso será sobre temas relacionados con el arte, el espectáculo y la vida social (glamorosa, si es posible). A Leo le encantarán las propuestas de Libra y aprovechará, cual gallo rey del gallinero, para mostrar su cresta. Juntos pasearán, se divertirán y viajarán. Al leonino/a le gustará mostrar la belleza de la hija de Venus, pero si la excesiva superficialidad de la Balanza no llegara a tocar el corazón del León, éste pronto se irá a buscar en otro gallinero.

TENSION · Son signos que están en tensión. Ambos tienen un alto sentido de la dignidad y del poder personal, aunque desde puntos de vista diferentes. Escorpio necesita controlar y tener el poder oculto en las relaciones. El León tiene un alto sentido de la estima personal y no le gustará dejarse manipular por las oscuras o pretendidas maniobras del Escorpión. Si la atracción resulta ser fuerte y llega el amor, deberán aprender a respetarse sin invadirse. Juntos podrán vivir una pasión arrolladora. Escorpio podrá iluminar el área del hogar y el León estará satisfecho del absoluto control que el Escorpión desplegará en su hábitat no dejando ningún detalle al azar…porque todo estará bajo control..!

COMPATIBILIDAD · Sagitario ilumina las ansias de expansión del ariano. Juntos se embarcarán en aventuras, viajarán y, probablemente, exageren en el derroche de energías. ¡Tan contentos van a estar! El Centauro será una especie de maestro para el Carnero, “le abrirá la cabeza”, proveyéndolo de libros filosóficos o de autoayuda y, gracias a eso, encontrará un nuevo significado a su existencia. Sin embargo, si Sagitario se pone demasiado en “maestro ciruela”, el ego del ariano se rebelará y la guerra se desatará, por lo cual el Centauro dará una explicación catedrática digna de un foro griego, luego de lo cual, saldrá a cabalgar por las llanuras, buscando un poco de oxígeno. ¡Tanto fuego lo estaba chamuscando!

TRANSMUTACION ESPIRITUAL · Capricornio es una energía que le da trabajo al leonino/a. Le muestra todo lo que él/ella no es. La Cabra es disciplinada, concentrada, austera y no para hasta llegar a su objetivo. Al León no le gusta subir ninguna “montaña” de sacrificio, a él sólo le interesa “subirse al escenario” y brillar. Como siempre, el amor, será decisivo en esta relación.

OPOSICION · Opuestos complementarios o enemigos acérrimos. Acuario tiene todo de lo que el León carece. El Aguador es una energía pensante que busca siempre la verdad. Lo movilizan las causas y todo aquello que es inherente al hombre y su circunstancia (ecología, pobreza en el mundo, la tala de árboles en el Amazonas, el calentamiento de los polos, etcétera). Leo necesita bailar, subirse al escenario, regalar sus dones y todo lo que su corazón le pida. Si el León acepta los intereses diferentes de su compañero y aprende a nutrirse de ideas que expandan su conciencia, y Acuario, a su vez, se deja inundar por el corazón benévolo y entusiasta del León, juntos podrán acompañarse y respetarse para toda la vida.

TRANSMUTACION ESPIRITUAL · Piscis ilumina el área de la sexualidad en la vida del leonino/a. Los Peces, a pesar de no tener un elemento afín, provocarán en el León un gran magnetismo y deseo por zambullirse en las hondas aguas de Neptuno. Sin embargo, el León deberá entender los estados anímicos fluctuantes de Piscis y brindarle su corazón benévolo, evitando el menosprecio o la subestimación, ya que si el sensible corazón de Piscis captara este rechazo, después de llorar secretamente, huiría hacia otros mares, sin dudarlo.

Copyright © 2017 Mónica Eyherabide. Todos los derechos reservados. Contactanos!