En Escorpio la energía llega a su intensidad máxima, aparece por primera vez en el zodiaco el dolor y lo desconocido. Si tomásemos a la rueda zodiacal como la evolución de un ser humano desde el inicio, el primer signo (Aries) representaría a un bebé, después que el bebé nació (Aries), éste se da cuenta que posee el pecho de la madre. Por primera vez el ser se percata que posee "algo", justamente el "tener" es energía de Tauro. Pero, luego que el bebé sabe que tiene "algo" se da cuenta que hay alguien que está merodeando a su al rededor, descubre al hermanito (si no hay hermano, serán otras personas del entorno familiar). Esta vivencia de consanguinidad, de que hay alguien más y que se puede relacionar, es propia de la energía de Géminis. Es decir, descubrimos la comunicación. Después de haber vivido la experiencia de Géminis (hermano, pariente) el bebé ya ha crecido y se da cuenta que hay un hogar, una familia, alimento, historia, calor de hogar, pertenencia. Después de la vivencia de la contención de la familia el "ser" ya adolescente decide a la mañana temprano mientras todos duermen (energía de Cáncer) mirar hacia la "selva". Quiere conocerla y hacerlo sólo, ya que se siente diferente a los demás. La selva lo atrae irresistiblemente. Muy digno, sale de su hogar y entra en la jungla. El hombre se abre paso. Va a crear algo con su vida. En Virgo aparece el límite. Algo que creía que podía hacer, en "virgo" ya no puede, porque ahora la energía sabe que necesita una transformación. Es la diferencia profunda que tiene con respecto a Leo, porque Virgo es la conciencia natural de los límites. Aquí termina el deseo de conquista y comienza otro tipo de "hacer". Sentirse útil y colaborar. Aquí el ser necesita secundar. Pero luego la energía se transforma, se sutiliza y descubre que hay "otros mundos" aparece lo social, el mundo se amplió en dos: lo que está de este y del otro lado de la montaña(energía de Libra). Por ser muy delicada ésta energía, tiene que ver con la armonía, con la amplitud y con la totalidad. Luego la hermosa energía libriana se va a transformar en un guerrero y querrá descubrir los misterios que están del otro lado (energía de Escorpio). Querrá tomar contacto con lo desconocido, con la intensidad, con el conflicto, para luego transmutar y dejar atrás el sufrimiento.


  • Verbo que lo define: "Yo transmuto". Transmutar. Renacer.
  • Regido por: Marte y Plutón.
  • Cualidades: Enérgico, práctico por excelencia, tenaz, activo, muy dueño de sí mismo, calculador, hábil para defenderse en la vida, psíquico.
  • Ocupaciones: Médicos sobre todo cirujanos, obstetras, policías, veterinarios, dentistas, carceleros, empresarios de pompas fúnebres, médiums, parapsicólogos, instructores de yoga, psicoanalistas.
  • Rige: Genitales.
  • Símbolo: El mago, el chamán.
  • Estímulo: Impulso hacia las profundidades.
  • Misión en la vida: Ser un sanador verdadero.
  • Ídolos: Personajes que detentan poder a pesar de su reserva, alquimistas.
  • Aspecto negativo (sombra): El vampiro.
  • Anhelo: Seguridad y poder.
  • Dificultad: Intoxicación con el poder.

Compatibilidad con otros signos


TRANSMUTACION ESPIRITUAL · Será una relación difícil. Al principio podrá haber mucha pasión y la sexualidad podrá ocupar el primer plano. También las actividades, donde el fin sea ganar dinero, los estimularán y pondrán en primer plano la fogosidad abrasadora de ambos. Sin embargo, cuando el carácter autoritario del Carnero se haga sentir, el Escorpión lanzará llamas de sus fauces y la batalla será cruenta. Un profundo amor, una terapia psicológica y un camino espiritual, serán las únicas alternativas que les quedarán para seguir juntos. .

OPOSICION · Opuestos complementarios o grandes enemigos. No obstante, si se lo permite, Tauro le aportará la paz, la tranquilidad, el orden, las comidas, el placer y la sensualidad que el Escorpión necesita. Tauro es lento, rumia las ideas y tiende a ser obcecado. Ambos son signos de poder pero, evidentemente, a menos que se haga una profunda transmutación espiritual, uno de los dos querrá tener el poder en supremacía del otro. El Toro tendrá que ceder, entonces todo se vivirá en completa armonía, habrá paz y placer. Los pájaros cantarán, se podrá oler el aroma del pasto recién cortado y regado. Y… la cena será a las 21:00 horas ¡Bon apetit!

TRANSMUTACION ESPIRITUAL · ¡Ay Géminis! ¡No sabe dónde se ha metido! Tiene la capacidad de movilizar hondamente la sexualidad del Escorpión. Le pone palabras a todo lo que él siente y nunca se anima a expresar. La pasión será intensa, sin embargo, los problemas podrían no tardar en aparecer si el geminiano/a no dejara de activar su lengua. Que Géminis lo “lea” tan profundamente y lo intuya, al Escorpión lo intimida. Podrían surgir muchas peleas verbales, con las consiguientes reconciliaciones, entonces, la pasión volvería a arder y así sucesivamente. Esta relación podría ayudarlo al Escorpión a transformar su manera de pensar, lo tocará hondamente en el plano psicológico y, si persiste, ambos evolucionarán.

COMPATIBILIDAD · Muy buena compatibilidad. Cáncer le dará vida a sus ideales más elevados, que son el hogar y la familia. Lo envolverá en su manto protector de emoción y sensibilidad. Juntos disfrutarán y se divertirán como niños. Cáncer le garantizará al Escorpión que se quedará a su lado y el Escorpio le dará la seguridad que tanto necesita el Cangrejo. Aunque ocurriera alguna desavenencia, esta pareja podrá perdonarse, cosa difícil de que ocurra sobre todo en el caso de Escorpio, que no se olvida nunca de una ofensa, pero con el Cangrejo todo será posible. Será una pareja exquisita, donde el Escorpión podrá cobijar con sus plumas de águila al tierno Cangrejo, que suele tener frío y lo suele esperar dentro de su caparazón.

TENSION · Signos en tensión. Sin embargo, Escorpio admirará secretamente al León. Éste le podrá mostrar claramente el lujo, el glamour o el reinado, que el Escorpión desea alcanzar. Como buen signo expresivo, Leo manifestará su amor con calidez, fuego y pasión, pero querrá ocupar el primer lugar y ahí estará el problema. El Escorpión nunca cederá su lugar soterrado desde las sombras, él desde ahí domina, aunque aparentemente no pase nada. Tendrán que respetarse y aprender a ceder, de lo contrario, vivirán peleando por ocupar el podio.

BUENA COMUNICACION · Buena complementación. Virgo es práctico, terrenal, se ocupa de los detalles, es muy prolijo, no le gusta dejar nada librado al azar y tiene una cualidad que al Escorpión le encanta: es humilde. Podrán tener una relación amistosa. La Virgen lo estimulará a tener proyectos y a que cuide su futuro. También se ocupará de servirlo (en todas las áreas), podrán amarse y disfrutarse, y todos estarán contentos y felices.

COOPERACION · Libra adivina los deseos inconcientes del Escorpión. Podrá inundarlo de cosas bellas: estética, arte, buenas relaciones sociales, diplomacia y amor. Sin embargo, si la Balanza, haciendo gala de su necesidad de seducir constantemente, intenta ir de “flor en flor” inhalando su perfume, el controlador y posesivo Escorpión no se lo perdonará y, para no quedar expuesto por la verdadera causa de su furia, proyectará su enojo en alguna nimiedad, dejando a Libra sorprendida, sin entender lo que está ocurriendo. La Balanza deberá hacer gala de su intuición y darse cuenta de los celos que despierta su actitud. Si soporta la presión, tendrá un amor perdurable para toda la vida. De lo contrario, asfixiada, saldrá volando.

CONJUNCION · Mucha fusión, se amarán hasta morir. La sexualidad será profunda, intensa y dependerán emocionalmente el uno del otro. Será difícil que esta pareja se separe, dado que ambos son signos fijos, es decir, una vez que han tomado una decisión, es muy difícil que la cambien. En la mayoría de los casos, podrán confiar en mutuamente en el otro, ya que será como verse en un espejo y, al conocer sus naturalezas más profundas, se permitirán confiar y entregarse. Nadie como Escorpio para guardar un secreto, ya que su verbo es “yo callo”. Cuando ellos se brindan de verdad, las confesiones permanecen ocultas bajo siete llaves. Escorpio hace todo hasta “morir”. Se casará “hasta que la muerte lo separe”, se peleará y se reconciliará “hasta la muerte” y si, a pesar de su persistencia, por problemas de carácter llegara a disolverse esta unión, también será “hasta nunca más”. Con el Escorpión nunca hay medias tintas, pero si continúan unidos, nadie será más leal y garantizará protección y cuidado a su intensa pareja por siempre jamás.

COOPERACION · Sagitario bajará a la “tierra” al Escorpión y lo hará conectarse con sus necesidades más profundas, que tienen que ver con los viajes, la expansión de la conciencia y los placeres exagerados. El Centauro le dará alegría y optimismo al taciturno Escorpio. No obstante, si el Centauro se pone a “dar cátedra” e intenta imponer sus opiniones, el poder del signo de Plutón se hará sentir con la más flagrante indiferencia o la más lapidaria sentencia. De todas formas, Escorpio apreciará el don que tiene el Centauro de hacerle ver, de manera intuitiva y entusiasta, cómo puede incrementar sus ingresos.

BUENA COMUNICACION · Capricornio lo impulsará a desplazarse, a realizar viajes cortos, traslados, visitas, mudanzas, etcétera. Ambos son signos introvertidos pero, cuando están juntos, tienen buena comunicación. El capricorniano/a le podrá dar la mesura, la paciencia y la austeridad que se necesita cuando se quiere alcanzar una meta elevada. A su vez, también reaccionará con mayor hermetismo que el Escorpión y lo criticará en su forma de ser, hondamente emocional y conflictiva. Capricornio le enseñará a desechar “todo lo que sobre” y no sirva al objetivo que se hayan trazado. Le aconsejará no sucumbir en estados emocionales negativos y cambiantes. En la sexualidad podrán complementarse, Capricornio le dará corporalidad y Escorpio ardor extremo.

TENSION · Signos en tensión. Acuario representa el emblema de la libertad, las causas sociales, los pensamientos anticonvencionales, la creatividad, el futuro, los amigos, etcétera. Escorpio necesita controlar, poseer el poder y tener el dominio de la situación, entre otros aspectos. Acuario es expresivo, mientras que Escorpio es introvertido (te mira desde la “nuca”). Podrían sentirse atraídos por sus naturalezas absolutamente diferentes, pero deberán aprender a respetarse profundamente porque, de lo contrario, las tormentas eléctricas, que podrían ocasionar ambos, harían historia.

COMPATIBILIDAD · Intensa y mágica unión. La fuerza psíquica será muy fuerte, se conectarán sin palabras. La sexualidad será fogosa, insondable y de profunda conexión emocional. Sería recomendable en esta relación, que encontraran juntos un camino espiritual que los uniera. Ambos son signos esotéricos, profundamente intuitivos y que potencialmente estarían abiertos a lo trascendente. De no ser así, la faceta dominante de Escorpio podría someter al sensible Pez y, sin querer, terminar en una relación sadomasoquista. Esto terminaría produciendo en Piscis una profunda cicatriz difícil de curar. No obstante, aunque aparentemente parezca “débil”, terminará siendo el más fuerte, ya que el Pez tendrá la “fuerza del océano”, que golpea la roca hasta que termina amoldándola.

Copyright © 2017 Mónica Eyherabide. Todos los derechos reservados. Contactanos!