En Aries la energía irrumpe, arranca, comienza. Es el número uno, representa iniciativa, originalidad, determinación, liderazgo. Cuando nace el bebé "ES". Llora, grita, gime, simplemente "ES", energía de Aries, el inicio.


  • Verbo que lo define: "Yo soy, aquí estoy". Ser y estar.
  • Regido por: Marte
  • Cualidades: Necesidad de acción, impulso, energía para comenzar algo, pasional, ardiente aguerrido, iniciador, el músculo hecho acción. Obsesivo para iniciar ago sin distraerse. Actividades intensas. Comando, altruismo, héroes.
  • Ocupaciones: Empresarios, managers, jefaturas políticas, militares e industriales, hasta las más arriesgadas: boxeo, esgrima, equitación, automovilismo.
  • Rige: Cabeza, cara, sangre.
  • Símbolo: El luchador, el guerrero, como "Thor" el Dios del trueno.
  • Estímulo: Entusiasmo espontáneo.
  • Misión en la vida: Luchar, atacar y afirmarse positivamente, su ejemplo
  • Ídolos: Los grandes héroes de la humanidad y grandes militares.
  • Aspecto negativo (sombra): La destrucción.
  • Anhelo: Lograr conquistar y desarrollar su voluntad.
  • Dificultad: Llenarse de actividad o trabajo, pelearse.

Compatibilidad con otros signos


CONJUNCION · Fuego contra fuego. Pasión a raudales, entretenimientos, peleas, entusiasmo y aventuras. Deben aprender a no competir. Podrían construir una pareja sobre la base de emprender una lucha en común. Siempre sentirán que la vida es un lucha intensa. Se complementarán en la batalla sabiendo cada uno cuidarle las espaldas al otro. .

COOPERACION · Tauro baja a la tierra al Carnero. Le muestra la importancia de la perseverancia. Todo lo que inicia Aries, Tauro lo continúa. El Toro lo conecta con la parte tangible de la vida y también con el disfrute, el placer y el desarrollo de los cinco sentidos. Aries sabe, intuitivamente, que puede aprender del Toro su enfoque realista de la vida. Sin embargo, esta ambición taurina acerca de la seguridad financiera, se podrá alcanzar, a menudo, gracias a la garra y la energía incansable del marciano. No obstante, Aries deberá adaptarse a la lentitud y parsimonia de Tauro, de lo contrario, se topará con un Toro embravecido que, cuando lo sacan de las casillas, se torna imparable. La música podría ser un hilo conductor que sirva como bálsamo para calmar estas almas, cuando las desavenencias imperan.

BUENA COMUNICACION · Gran atracción ¡el aire enciende la llama del amor! Géminis le planteará acertijos e incógnitas a resolver al guerrero marciano (Aries) y éste se sentirá muy atraído por el desafío de la conquista. Tendrán una muy buena comunicación y podrán compartir salidas, viajes cortos y visitas a parientes o a amigos, con alegría compartida. Además, serán proclives a las mudanzas y a los traslados. Siempre cambiando de casa, de escenarios, de vecinos y ¡de muebles! Sin embargo, los Gemelos deberán cultivar la veracidad en sus actos porque, de lo contrario, si sus mensajes son ambiguos, el Carnero no soportará la traición o la sospecha.

TENSION · Ambas energías son impulsivas, sólo que en el caso de Aries se manifiestan a través de la acción, los emprendimientos y el hacer, mientras que en el sensible Cangrejo, se expresan a través de las emociones, el pasado, los recuerdos, los temas del hogar, la familia y la comida. El Cangrejo lleva al Carnero a un viaje hacia el pasado. Lo moviliza en sus emociones más profundas. Si la relación con la madre de Aries fue difícil o problemática (esto estará representado por su luna natal), el vínculo con Cáncer repetirá, seguramente, ese conflicto. Sus elementos no son compatibles. Aries llegará muerto, después de una jornada interminable, comerá las sobras y se quedará dormido, escuchando las repetidas historias, siempre contadas, de la familia.

CONJUNCION · Leo es una energía que tiene que ver con las diversiones, los hobbies, los hijos, lo pomposo, lo que reluce, las fiestas, la creatividad y los amantes. Cuando se une a un igual, podrán divertirse mucho y vivir la vida desde un lugar de festejo y alegría permanente. El tema es que si exageran en lo festivo, vendrán situaciones de límite que tirarán por tierra tanta celebración. Si la mujer de Leo critica o desmoraliza al León, éste arderá de cólera y un “incendio” emocional ocurrirá entre ambos. Luego, con su orgullo hecho pedazos, se sentirá un rey “devaluado”. Sólo la paciencia, la madurez y el poner un poco más “los pies en la tierra” ayudarán a estabilizar a esta fogosa pareja.

COOPERACION · A Virgo no le interesa ocupar el primer lugar, al contrario, le agrada secundar. Desde este punto de vista, la relación podría ser gratificante para el leonino, que necesita brillar por encima de todas las cosas. La aparente sumisión y sencillez virginiana podrán llamarle la atención al León pero, además, lo bajará a la “tierra” y le hará ver, de una manera más clara, la realidad de la vida. Virgo podrá sutilmente mostrarle los errores al León, pero si se engolosina con la crítica, Leo no se lo perdonará. Un León no puede ser criticado, solamente admirado.

BUENA COMUNICACION · Habrá muy buena comunicación. A la Balanza, como buen signo de Aire, le gusta estar informada, aunque en su caso será sobre temas relacionados con el arte, el espectáculo y la vida social (glamorosa, si es posible). A Leo le encantarán las propuestas de Libra y aprovechará, cual gallo rey del gallinero, para mostrar su cresta. Juntos pasearán, se divertirán y viajarán. Al leonino/a le gustará mostrar la belleza de la hija de Venus, pero si la excesiva superficialidad de la Balanza no llegara a tocar el corazón del León, éste pronto se irá a buscar en otro gallinero.

TRANSMUTACION ESPIRITUAL · Podrán sentirse seducidos por una pasión irrefrenable, donde el todo o nada se manifieste con grandes altibajos en temas de dinero o sexo. Nunca será una relación apacible. Podrán ganar mucho dinero juntos o podrán hacer el amor hasta el hartazgo, pero les resultará difícil hallar un equilibrio, dadas sus personalidades intensas. De todas maneras, si logran madurar, a través de estos conflictos, irán transmutando y evolucionando, “muriéndose” a los viejos miedos, celos o mezquindades.

COMPATIBILIDAD · Sagitario ilumina las ansias de expansión del ariano. Juntos se embarcarán en aventuras, viajarán y, probablemente, exageren en el derroche de energías. ¡Tan contentos van a estar! El Centauro será una especie de maestro para el Carnero, “le abrirá la cabeza”, proveyéndolo de libros filosóficos o de autoayuda y, gracias a eso, encontrará un nuevo significado a su existencia. Sin embargo, si Sagitario se pone demasiado en “maestro ciruela”, el ego del ariano se rebelará y la guerra se desatará, por lo cual el Centauro dará una explicación catedrática digna de un foro griego, luego de lo cual, saldrá a cabalgar por las llanuras, buscando un poco de oxígeno. ¡Tanto fuego lo estaba chamuscando!

TENSION · El ariano admirará el tesón y la concentración en el trabajo del implacable Capricornio, y cómo llega a sus metas con paciencia “oriental”. El marciano (Aries) sabrá que puede confiar, aunque deba postergar algunos momentos de pasión (nada fácil para él). Si existe verdadero amor, este autocontrol de las emociones, hará que el Carnero evolucione como persona y, entonces, será recompensado por la Cabra con los sentimientos más profundos. De lo contrario, la relación se tornará fría, por las frustradas expectativas de ambos.

BUENA COMUNICACION · Son esencialmente compatibles. A los arianos se los acusa, muchas veces, de ser soñadores, ingenuos y poco realistas. A los Aguadores se los acusa de estar “totalmente locos”. Juntos hacen una buena dupla y el acuariano siempre le propone al marciano cosas nuevas por investigar. Podrán ser estudios, manualidades o viajes. El Carnero se abalanzará sobre estas cuestiones, como es su costumbre, con total determinación. El Aguador lo hará de manera más desapegada, captando desde la inteligencia más rápidamente, con la urgencia de un flash. Aries sentirá que debe hacerle favores a Acuario, pero gracias a estas acciones, algo kármico dejará atrás. Podrán ser, además, muy buenos amigos.

COOPERACION · La magia y sensualidad piscianas podrán ser una estimulante atracción para el guerrero Aries. Se sentirá profundamente seducido por estos “cantos de sirena”, que lo harán volar y soñar hacia mundos impensados. Piscis lo intuirá profundamente al Carnero e iluminará su parte psíquica. Sin embargo, el Carnero deberá cuidar su lado agresivo, porque al sensible Pez le costará perdonarlo. Por lo tanto, si los Peces dejan atrás el rencor y el marciano se conecta con la sensibilidad del otro (cosa difícil, pero no imposible si hay amor) la unión resultará y encarnarán los arquetipos por excelencia de “lo femenino” y “lo masculino”.

Copyright © 2017 Mónica Eyherabide. Todos los derechos reservados. Contactanos!